El problema central

que deseamos abordar

Vivimos en la sociedad de la información con avances notables en la tecnologías e inteligencia artificial, que marcan la entrada de una nueva época en la historia de la humanidad.

 

Sin embargo, la evangelización de la Iglesia no ha ido acorde a estos avances y al pensamiento que se va construyendo y que genera nuevos cambios en las personas y la sociedad.

 

En este contexto, la fe muchas veces cae en prácticas religiosas a sincrónicas a estos tiempos, la evangelización se hace más difícil o sin sentido y el mensaje liberador de Jesucristo no es escuchado ni asumido en plenitud.

Causas

que queremos atender

Falta de sentido:

Nuestras teologías no importan a la gente o no sirven para vivir su espiritualidad hoy día.

El conformismo eclesial:

Hay una pasividad eclesial que se conforma con muy poco y se basa en la idea de que la Iglesia del futuro será pequeña, casi una secta, de unos pocos, el llamado "rebaño fiel".

La falta de diálogo:

El contenido teológico va destiempo con las ciencias, técnicas y tecnologías; incluso está sin relación con las ciencias sociales y no va de acuerdo a los cambios de la actualidad.

El ensimismamiento:

La liturgia y la vida simbólica-sacramental necesita toda una renovación que no le haga el quite a los aspectos de la moral, como la sexualidad y la bioética.

El patriarcado:

Tanto en la sociedad como en algunas comunidades, las mujeres se empoderan planteando nuevos temas como la corporeidad, el género, las masculinidades.

El coloniamismo:

En términos culturales, persiste una minusvaloración de los relatos personales, el arte, la poesía y los saberes ancestrales también como espacios teológicos.

La formación clerical:

Se hace necesario generar nuevos espacios para hacer teología, sean ellos laboratorios interdisciplinares, espacios colectivos, núcleos de investigación, seminarios de lecturas, y cambios estructurales en facultades de teología y seminarios, etc.

La espiritualidad ritualista:

La espiritualidad no puede ser vivida como un simple ritualismo de sacramento, sino como una mistagogía, es decir, un camino discipular de entrenamiento de la necesidad consciente de Dios. 

Qué queremos lograr

Que toda persona humana que se forme en nuestro instituto sea capaz de recrear su propia experiencia de fe con los nuevos elementos nuevos de las teologías del siglo XXI, de modo que obtenga  un complemento a su proyecto de vida y le motive a una vivencia más evangélica en los ambientes donde se desenvuelve.


Asimismo, enfatizamos el que la persona desarrolle un compromiso personal con la comunidad y sus territorios donde vive.

Para ello, qué ofrecemos

 

Una formación cristiana, basada en una renovada teología que enfatiza el diálogo interdisciplinar con las ciencias humanas.

 

Esto se concreta en cursos que conforman un programa integral de formación, además de talleres, seminarios, conferencias y foros, todos con su respectiva certificación de conocimientos adquiridos o de participación según corresponda.

Destinatarias y destinatarios

Buscamos formar personas que provengan de diversos contextos socioeconómicos, culturales y eclesiales; y que posean inquietudes teológicas y búsquedas espirituales.

 

Les acompañamos desde la reflexión teológica en el caminar de la fe, para propiciar una experiencia de encuentro personal con el Dios de Jesús.

Acerca de Kairós Instituto

Purple Flowers