Bernardita Zambrano Chávez

zambrano-ok.jpg

Ingeniería Comercial, en la Universidad de Concepción, exreligiosa del Sagrado Corazón, teóloga de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Diplomada en Sexualidad Infanto Juvenil. Actualmente es directora de un Centro de Empoderamiento Sexual Femenino, y coordinadora del Espacio Mujeres de Kairós Instituto.

Desde muy niña me sentí atraída por el evangelio de Jesús, de adolescente confirmaba que el Reino de Dios era el mejor proyecto de una sociedad más humana, por la que valía la pena trabajar. Estudié Ingeniería Comercial, en la Universidad de Concepción con un interés más bien social, de trabajar en políticas públicas que contribuyera a una mejor distribución de los recursos. Comencé trabajando poco más de un año, en una consultora para el Fosis.

Luego, el llamado latente en el corazón fue a dar la vida por el proyecto del Reino instaurado por Jesús. Dejé la economía y los negocios para ser religiosa del Sagrado Corazón, allí comencé un nuevo caminar, inesperado, como solo Dios puede regalarlo: de encuentro conmigo misma en toda la radicalidad de ser “humana – Mujer”.

Estudié Teología en la Pontificia Universidad Católica, en el curriculum pastoral, y al estudiar, rezar y reflexionar con la sagrada escritura, el magisterio de la iglesia y la teología desarrollada por mujeres, se fue gestando una nueva conciencia del precioso don de ser mujer.

Con esta nueva mirada comencé a reconocer que había espacios dentro de la iglesia, donde al parecer, no se podía vivir el don de ser mujer en toda su plenitud. Junto a otras mujeres comenzamos una reflexión, que dio paso a la organización Mujeres Iglesia Chile, que instala en las mujeres católicas la reflexión sobre su lugar en la iglesia, considerando: su voz, pensamiento, corporalidad y percepción de Dios, desde sus experiencias de mujeres.

Desde hace más de 6 años he focalizado los esfuerzos teológico - pastorales en la formación teológica a mujeres, el acompañamiento espiritual y la reflexión en torno a su lugar en la Iglesia, en diversos ámbitos eclesiales laicales y también en la vida religiosa femenina.

La nueva conciencia regalada por Dios hizo que finalmente dejara la vida religiosa para dedicarme de lleno a la formación integral de las mujeres, promoviendo sobre todo una reflexión teológica liberadora, especialmente en las temáticas poco, insuficiente o inadecuadamente abordadas por la teología tradicional, temáticas que tienen que ver con: lo femenino en Dios, la relación de la “mujer toda” con Dios y un modo nuevo de mirar a Cristo, la Iglesia, María y la liturgia, teniendo presente las intuiciones provenientes de los estudios feministas.

Soy además Diplomada en Sexualidad infanto juvenil; las problemáticas de abuso sexual al interior de la iglesia me llevaron a estos temas, donde he iniciado una reflexión en torno a lo que significa nuestra corporalidad y sexualidad, y en palabras de la teología ecofeminista nuestros cuerpos de mujeres son lugar teológico espiritual para el encuentro con el Dios de Jesús, el Dios de la Alianza, el Dios liberador.

Actualmente soy directora de un Centro de Empoderamiento Sexual Femenino, donde principalmente ayudamos a las mujeres a tomar conciencia del don recibido de ser mujer y de la sabiduría de nuestros cuerpos, especialmente desde el proceso natural del ciclo menstrual.